VENEPENSIONADOS

Inicio » Posts tagged 'IVSS'

Tag Archives: IVSS

Convenio Bilateral (DOC)

Escrito remitido por la Seguridad Social en el cual queda patente  el incumplimiento del Convenio Bilateral de parte del IVSS.

Descargar documento

Anuncios

El drama de los pensionados en el exterior

La situación económica de Venezuela traspasa fronteras. No sólo los que se encuentran dentro del país tienen que sufrir escasez de recursos, sino que aquellas personas mayores que decidieron irse al exterior tras trabajar toda su vida en su país también sufren la grave situación económica en el que ha sumido a toda Venezuela el presidente, Nicolás Maduro.

Tal es el caso de miles de pensionados y jubilados venezolanos en España y en otras naciones, que dependen de una pensión del Estado venezolano, quienes se han visto obligados a encontrar otras maneras de sobrevivir luego de que se paralizaron sus pagos el año pasado, reseñó el diario El País de España.

El organismo encargado de transferirlas al exterior dejó de enviar el dinero que se han ganado durante toda una vida de trabajo sin ningún tipo de notificación. Más de la mitad de ellos vive en España, pero también hay una fuerte presencia en Estados Unidos, Canadá, Argentina o Italia.

“1.220 JUBILADOS VENEZOLANOS”

Según un documento oficial del consulado venezolano de enero de 2016, en Madrid se calculan que residen 1.220 jubilados venezolanos, muchos de ellos se han agrupado en la Asociación de Pensionados y Jubilados Venezolanos en la Comunidad de Madrid (ASOPEJUVECMA), que ha solicitado ayuda al Gobierno regional.

Nadezka Medina, jubilada de 71 años, que trabajó desde los 19 en Venezuela, pasa la mañana de un organismo a otro para solicitar una ayuda económica que le saque del desamparo. Es rica en bolívares devaluados en su añorada Venezuela, pero en España, donde vive desde hace un tiempo, depende de unas amigas para poder alimentarse. Le quedan 100 euros en el banco. Su abultada pensión está secuestrada al otro lado del Atlántico, 138.000 bolívares mensuales (unos 12.000 euros, al tipo de cambio preferencial de los pensionistas en el exterior) por cuatro ayudas distintas dos de ellas por viudedad que dejó de recibir a partir de julio de 2015.

RESPUESTA DEL GOBIERNO

Tras esta grave situación los pensionistas venezolanos en el extranjero, han contactado con el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), encargado de las pensiones en Venezuela, para que le den alguna explicación. Sin embargo, no han recibido ninguna respuesta.

A su vez, la Cancillería venezolana elude dar explicaciones sobre los impagos.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO PUBLICADO POR EL MEDIO, PULSE AQUÍ.

Clamor de los pensionados en el Exterior

Pero qué vergüenza ajena y que arrechera! Pensionados en el exterior solicitando bolsas de comida en Ayuntamientos en España (Clap Ibérico?) y ayudas económicas para pagar vivienda y servicios; ayudas que no alcanzan ni para eso ni para más nada. Nunca pensé que el Gobierno Venezolano llegaría a damnificar a sus ancianos y mucho menos en el exterior. A estas últimas alturas de nuestras vidas no necesitamos sufrir de esta presión adicional a nuestra edad que ya nos presiona suficiente con padecimientos físicos y emocionales. Y nadie responde; nadie sabe nada. Las noticias aquí lo publican a diario; los pensionados y jubilados manifiestan y protestan ante los Consulados y lo transmiten la radio y la televisión en sus noticieros estelares: “Venezuela debe 6 meses a sus pensionados en el exterior y hasta 10 meses a un año a sus jubilados”. Pero no leemos esas malas noticias en los medios oficiales de Venezuela ni en las web de las Embajadas y los Consulados. Sólo un foro nos informa a través de intermediarios, así como de muchos casos de pensionados que se encuentran ya en situación de desahucio o al borde de la indigencia.

Ya no nos pueden decir que no hay dólares cuando leemos el costo en esa moneda para enviar a nuestros deportistas a los juegos de Río de Janeiro y a los funcionarios gubernamentales que les acompañan y que hacen gala de esas vacaciones en sus perfiles de Facebook, Twitter e Instagram. Tampoco pueden aseverar que es “injusto” que los pensionados en el exterior cobren en dólares y los pensionados en Venezuela cobren en bolívares, pues sería igual de injusto que los funcionarios del Servicio Interno de Cancillería cobren en bolívares y los del Servicio Exterior en dólares. Injusto sería si nos pagasen en dólares y gastásemos bolívares; tampoco convence la baja de los precios del petróleo, pues mi poca memoria recuerda que el 21 de Marzo del año 2009, el Presidente Chávez re formuló el Presupuesto con el barril de petróleo a 40 dólares y jamás dejó de pagar las pensiones a “sus viejitos”, quienes para él fueron prioridad. A los viejitos dentro y fuera de Venezuela.

De manera que parece ser que los pensionados en el exterior somos los culpables de la extraña ruina del país pero invocar nuestra edad e imposibilidad para trabajar o que nos den un trabajo; o especular si es justo o injusto que el gobierno honre otros compromisos internacionales o se les otorgue divisas a nuestros deportistas y funcionarios de “apoyo”, o se compren nuevos barcos para Conferry, etc., etc., es realmente irrelevante. Lo más importante es contar con una amplia base legal, como en efecto contamos: constitucional; Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social en su Artículo 1; Convenio de Seguridad Social suscrito por Venezuela con otros países, y artículo 25 de la Declaración de Derechos Humanos.

Sepa el gobierno de Venezuela y los responsables directos de esta penosa situación, que las personas mayores tenemos derecho a no padecer trato cruel, ni abandono, ni abuso psicológico o físico. Pareciera que nos consideran como viejos decrépitos a quienes se les puede olvidar porque, al final, nos deben quedar pocos años de vida. Pero he allí el quid del asunto: precisamente por ello tenemos derecho a una protección social plena; a vivir libremente y a conservar nuestra independencia tanto tiempo como sea posible; y el “tiempo posible” para nosotros se acorta cada día más. Nada de eso es posible si no ingresan nuestras pensiones que aún siendo en dólares o euros sólo alcanza para los gastos básicos. Si algo tenemos que agradecer a la vejez son las limitaciones para expendios en gastos superfluos. Por ejemplo: no puedo viajar de vacaciones a mi Patria porque no me alcanza el dinero para comprar un pasaje ni mucho menos para gastar en nada; viajar desde Lanzarote hasta Tenerife para obtener la Fe de Vida y estar a tiempo para el horario de atención al público en el Consulado cuesta mucho dinero. Qué tal? Muchos se preguntarán que para que nos fuimos del país. Pues cada uno tendrá sus razones dentro del inalienable derecho de movilización inherente al ser humano.

Seis (6) meses sin pensión de vejez; peor: seis (6) meses de especulaciones; peor: seis (6) meses sin ningún tipo de información oficial o información sin querer queriendo como esa de “estudiar cada caso concreto” como si el problema originario de cada caso concreto no fuese la falta de ingreso de la pensión de vejez.

Y para finalizar, con todos mis respetos al Honorable Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Republica Bolivariana de Venezuela ante el Reino de España y a las señoras y señores Cónsules acreditados en dicho país, me resulta imposible creer que no puedan saber las causas del impago, pues fui funcionaria del Servicio Exterior por muchos años cuando no existía Internet y cualquier información se recibía por télex o fax.

Con un poco de vergüenza por mendigar por esta vía, reciban todos mis cordiales saludos y a ver si aparecen. Vayan a las web que cito y escuchen el audio que anexo enviado por la pensionada Dalila Acosta Chávez -previa su autorización-, “para que sepan que estoy arrecha”. Me pidió que anexara su foto también, pero no la tengo.

-aporrea.org

Jubilados y pensionados en el exterior no pueden esperar

Doce mil venezolanos de la tercera edad, muchos de ellos enfermos y solos, están abandonados a su suerte en varios países. Desde hace más de medio año, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) – vía Cencoex- no le paga sus pensiones y jubilaciones. Estos conciudadanos que trabajaron toda su vida en Venezuela y que tuvieron que radicase en el exterior por razones de salud o familiares, entre otras, se encuentran en una situación desesperada.

Desde hace por lo menos seis meses, y algunos inclusive más, no disponen de dinero para pagar alquiler de vivienda, alimentos o medicinas y prácticamente subsisten de la solidaridad de familiares, vecinos o de la caridad pública de los países donde residen. Aunque algunos ni esa suerte tienen.

La Asamblea Nacional, por iniciativa de la Comisión de Política Exterior que preside el diputado Luis Florido, ha convocado en dos oportunidades a los responsables del caso: El presidente del Cencoex, Rocco Albisinni, el vicepresidente de Operaciones Internacionales del Banco Central de Venezuela (BCV), Luis Laviosa, y el presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), General Carlos Rotondaro. Ninguno ha acudido, ninguno ha dado la cara a los miles de venezolanos, entre pensionados, jubilados y también estudiantes, que se encuentran a la deriva en el exterior.

Si bien la situación de los jóvenes es grave, peor es aún la de los pensionados y jubilados, muchos de los cuales no pueden buscar otras fuentes de ingresos por su avanzada edad o su estado de salud.

Se trata de un derecho constitucional que el Estado no puede cercenar. El Artículo 80 de la Constitución Nacional, en cuya promoción y redacción estuve directamente involucrado como Constituyente y que fue producto de la larga lucha de muchos sectores de la sociedad, establece que ” el Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio de sus derechos y garantías.

El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, está obligado a respetar su dignidad humana, su autonomía y les garantizará atención integral y los beneficios de la seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida”.

La excusa que han recibido como respuesta ha sido que “Cencoex no dispone de las divisas necesarias para cumplir con el compromiso”. Haciendo números, un mes de pensiones de 11.700 personas equivale aproximadamente a 17 millones de dólares a la tasa de Bs 10, anunciada para estos fines en marzo por el vicepresidente del área económica, Miguel Pérez Abad.

Han pasado tres meses y medio de absoluto silencio de las instituciones responsables y los jubilados y pensionados siguen sin recibir su dinero. Ni las instituciones involucradas ni mucho menos los consulados de Venezuela proporcionan ninguna información a los desesperados ciudadanos que haciendo un gran esfuerzo físico y económico logran apersonarse en las respectivas sedes.

A diario vemos cómo el régimen despilfarra sin reparo millonarias sumas en viajes, escoltas, operativos militares sin sentido y compra de armamento y material antidisturbios. Todos los días llegan noticias y hasta evidencias fotográficas del estilo de vida grotesco de la casta cívico-militar que robó 400 mil millones de dólares a los venezolanos que ahora pasan penurias y desgracias por falta de alimentos, medicinas, agua y electricidad, y sobre todo, seguridad.

Algunos responsables del régimen quieren negar la realidad, tratan de tapar el sol con un dedo, como aquella funcionaria que dijo que Venezuela tenía comida para alimentar tres países, entre otras divagaciones dignas de los músicos del Titanic.

Para personas que tienen setenta, ochenta años y que además están enfermas, un día es mucho tiempo, una mes es una eternidad y seis meses de espera por un derecho humano y constitucional, es un crimen.

Siempre hemos diferenciado entre la casta enquistada en el alto gobierno, enriquecida en base al saqueo del dinero de todos los venezolanos y los funcionarios públicos que en su mayoría, estamos seguros, desean lo mejor para su país y para sus conciudadanos.

Nos negamos a pensar que no haya en los organismos responsables de este caso, personas con el corazón y la conciencia suficientes para responder con prontitud y justicia a estos miles de venezolanos que dieron su vida y su trabajo a Venezuela y que ahora no piden al Estado otra cosa que no sea el cumplimiento de un deber y el respeto a su dignidad.

Los pensionistas venezolanos que residen en la Isla no han cobrado sus pagas este año

Venezuela vuelve a adeudar más de dos meses de pensiones a los jubilados que residen en la Isla. Cuando parecía que los problemas con las pagas habían terminado, después de que el embajador venezolano en España, Mario Isea Bohórquez, prometiera el pasado mes de octubre que los venezolanos que viven en el extranjero cobrarían sus pensiones antes de que finalizara el año, la situación ha vuelto a repetirse. (más…)

AN propone bono de 10.050 bolívares para jubilados

El proyecto de Ley de Bono de Alimentación y Medicamentos para Jubilados y Pensionados, en poder de la Asamblea Nacional (AN), que plantea facilitar la buena alimentación, prevé un bono mensual para todos los jubilados y pensionados de 67 Unidades Tributarias, que podrán ser utilizado “no solo para la compra de alimentos y comidas sino también para la compra de medicinas”. (más…)